UMN pide a Sala IV rechazar acción de inconstitucionalidad

El doctor José Federico Rojas Montero, presidente de la UMN (izquierda), presentó en nombre del sindicato el recurso para que la Sala IV desestime la acción contra la ley 6836.

(San José, 29 de mayo, 2012, ). La Unión Médica Nacional (UMN) le solicitó  a la Sala IV dejar sin lugar el recurso de inconstitucionalidad presentado por Milena Hidalgo Corrales y Sergio Jiménez Guevara, entre otros, por considerar que la ley 6836 de incentivos médicos no violenta ninguna norma constitucional.

La UMN considera que no hay un solo elemento de “peso” por parte de  Hidalgo y Jiménez que pueda favorecer sus argumentaciones ante la Sala IV.

Así lo manifestó por medio de un recurso de “coadyuvancia” presentado ante la Sala el 15 de mayo,  en el que también se rechazan las declaraciones que al respecto realizara la presidenta de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), Ileana Balmaceda.

Al apoyar la solicitud de Hidalgo y Jiménez, presentada el 22 de febrero del presente año, Balmaceda argumentó que  “no existe diferencia alguna entre los profesionales en ciencias médicas y el resto de profesionales, en razón del grado académico que los acredita”.

Dicha afirmación es rechazada por completo por la Unión Médica Nacional, por considerarla sin fundamento.

“Solicitar una equiparación salarial solamente en razón de un grado académico no solo resulta absurdo, sino que también conlleva un total desconocimiento del perfil, responsabilidad y funciones que realizan los médicos”, sostiene la UMN.

La Unión Médica Nacional puntualiza, además, que no es la primera vez que se presenta un recurso contra la ley 6836, dado que ya la Sala Constitucional se ha pronunciado sobre el tema en cuatro oportunidades.

En los últimos años la UMN ha tenido que dar fuertes luchas en favor de los médicos nacionales, ante la situación que vive la CCSS.

La ley 6836 fue promulgada en 1982 luego de 41 días de huelga, lo que ubica a dicho movimiento como uno de los más significativos en los últimos 50 años en Costa Rica.

En ese sentido, el Presidente de la UMN, doctor José Federico Rojas Montero, y el Vicepresidente, doctor Edwin Solano Alfaro, recordaron las largas y complejas negociaciones que se realizaron en su oportunidad, y que desembocaron en un acuerdo satisfactorio para las partes.

“Fue una de las luchas más importantes que ha dado el cuerpo médico nacional y la Caja tiene que saber que vamos a defender nuestros derechos en todos los frentes que sean necesarios”, afirmaron, al tiempo que rememoraban aquellos días de 1982.

Rojas y Solano coincidieron en que la ley 6836 fue una conquista merecida y que no solo ha beneficiado a los médicos, como puede pensarse, sino, sobre todo, al sistema de salud en general.

Dicha ley fue aprobada por la Asamblea Legislativa de entonces y contó con la anuencia de las autoridades de la Caja Costarricense del Seguro Social.