Inauguran ascensor de auditorio

Parte de la Junta Directiva de la UMN compartió con el homenajeado, el doctor Federico Montero Mejía.

(San José, 31 de mayo). El Colegio de Médicos y la Unión Médica Nacional (UMN) inauguraron el miércoles 30 de mayo el ascensor que facilita el ingreso al auditorio Juan Gabriel Rodríguez Baltodano, actividad en la que se le rindió un homenaje al doctor Federico Montero Mejía.

En la inauguración participaron representantes de las juntas directivas de la UMN y del Colegio, así como una serie de médicos, entre los que se encontraba un importante número de pensionados, quienes también recibieron un reconocimiento.

Durante la apertura del ascensor, cuyas labores de trabajo se realizaron durante seis meses, el Presidente de la Unión Médica Nacional, José Federico Rojas Montero, resaltó el esfuerzo conjunto para dotar de una importante infraestructura al auditorio y a las instalaciones en general.

Gracias al ascensor, ya el Colegio y la UMN cumplen con lo estipulado en la Ley 7.600, la cual regula el acceso de las personas con discapacidad.

“Estamos muy contentos de que hoy se inaugure este ascensor, que no solo beneficiará a las personas con discapacidad, sino a todos los que accedemos al auditorio”.

Rojas aprovechó para recordarle a sus colegas las luyas que se avecinan y la importancia de que el cuerpo médico nacional esté alerta para enfrentar los desafíos.

 

HISTORIA

Momento en que el doctor Montero Mejía cortaba la cinta y el ascensor quedaba oficialmente inagurado.

 

Alexis Castillo, Presidente del Colegio de Médicos, recordó que se acordó la construcción del ascensor luego de que el doctor Federico Montero Mejía, quien padece una discapacidad, no pudo participar de un taller el 19 de enero de 2011, porque no pudo acceder al auditorio.

En ese momento Montero Mejía, precisamente, fungía como director interino del Centro Nacional de Rehabilitación (Cenare).

Por tal motivo, a partir de esa situación el Colegio y la UMN determinaron invertir en la construcción del ascensor y de un espacio para facilitar el acceso al auditorio.

Montero Mejía agradeció el gesto del Colegio y la UMN y resaltó la importancia que dicho ascensor tiene para la población discapacitada que participa en actividades en el mencionado espacio.

“Estoy muy agradecido por la deferencia del homenaje y, sobre todo, porque dotaron al edificio de tan importante acceso”, dijo Montero Mejía.